Entrada de blog

Rafa Serna, un corazón entregado a su tierra

"Y en ese día que me encuentre ante tus ojos
De rodillas humillado en tu presencia,
Gran Poder que perdona nuestras deudas
Si me pides que perdone yo perdono
Aunque duela perdonar al que te ofenda".  
Con estos versos rezó al Gran Poder sobre el Teatro de la Maestranza aquel 14 de marzo de 2016. Con estas palabras, Rafael González-Serna Bono buscó al Señor en un futuro encuentro que acaba de llegar cuando febrero muere y la Cuaresma se acerca.  
Su corazón dejó de latir y con él, el de todos los que han cantado cientos de veces sus letras, los que han recitado mil y una sus versos y los que lo han abrazado decenas de veces gracias al cariño que siempre demostró.
Siempre tuvo la ciudad que lo vio nacer entre sus labios, a las devociones a las que le rezó en su mente y a su tierra, por bandera. Rafa Serna ha marcado los pulsos de la música en unas décadas donde esta tierra de la luz cantaba sus letras a cada minuto y en cada celebración. Se te nota en la mirada que amabas Sevilla, como esa canción que todos hemos bailado y con la que muchos aprendimos a querer. Amor como al que le profesabas a la Virgen del Rocío, aquella que te dio fuerza para que pregonaras el centenario de su Coronación con la fuerza que en esos días te faltaban a ti.
Coplas del pueblo que salieron de tus letras, bético de bandera que cantó a su centenario, marido de Magdalena; tu eterna acompañante en la vida. Padre de tres hijos, de un torero al que has regalado los valores de la vida que cada tarde de albero saca a pasear frente a la verdad del toro. La enfermedad ha podido contigo pero no con tu legado, el que dejaste en esta tierra que te vio nacer y en esos amigos que brindaron contigo por la fiesta de la vida. Mi amigo Mario bien lo dice, «la vida son 20 minutos largos» y tú nos cantaste en cada segundo de ellos.
Llegas al cielo con tu túnica nazarena de la Macarena, de terciopelo morado de los que quieren al Señor de la Sentencia. Desde la Cuesta del Rosario, tu casa, caminabas a diario para disfrutar de cada adoquín que pisabas de esta ciudad que te regaló su medalla. Con las raíces en Santa Cruz sobre aquel ruán que tocaba las tablas de Mateos Gago, rociero auténtico que le entregó un himno para la historia de los que quieren a la Blanca Paloma; yerno de Pepín, «El de Vilima», currista, Baltasar de Sevilla, amante de la Esperanza; esa que te acompañó hasta el final de los días hasta que la enfermedad ganó la partida. Al cielo siempre se van los mejores. Siempre a la vera del Señor de Pasión, del que a diario rezabas con Amor. Rafa está ya junto «al de la bata morada», como solía llamarlo. Gran Poder de Dios al que rezaste versando como nadie nunca lo ha hecho. Descansa en paz. Escaparate te hace un brindis al cielo. ◉

Textos: Javier Comas
Fotos: Pablo Lastrucci

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

 

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com