Cartas del director

  • El tren de los locos

    Comenzamos un año que suena a mayoría de edad de un segundo milenio que vino cargado de aspiraciones, de propósitos por conquistar. Huyo como una gacela de los tópicos de año nuevo porque para mí el año empieza muchas veces además, al igual que no comparto eso de “un día es un día”, porque todos los días son un día… Mi año comienza en septiembre cuando soltamos por una temporada el neceser y volvemos a la calma y el confort de nuestra casa. No existe mejor lugar en el mundo que nuestra casa. Si está decorada de gente querida, de brindis, de buenos momentos en lo cotidiano ya es de olé. También comienza para mí el año cuando el palio de la Virgen de la Esperanza entra al son de la Marcha Real la tarde del Viernes Santo con tantas y más miradas enamoradas tatuadas en sus ojos, confiadas en su divina intercesión. Llámame raro o propio. Los rocieros sentimos como un año nuevo la tarde del Lunes de Pentecostés embriagados del Rocío de la Reina del Amanecer. El dígito nuevo lo espero con los brazos abiertos porque si analizo el año que dejamos atrás ha sido para gritar en medio de la plaza como desquiciados por lo mucho que tenemos que agradecerle a Dios, sobre todo en los momentos más duros donde nos ponen a prueba las circunstancias. Decía Isabel La Católica que mayor era la gloria cuando se ha sufrido mucho para alcanzarla. Un año más de aprendizaje en este camino vital que es la vida. Nuevos amigos, nuevas experiencias, nuevos retos, nuevos momentos, algunos que se repetirán pero hallando en ellos sabor a primera vez. Le invito a vivir un año que suma  once dejando en la cuneta lo que le impida recorrer, un 2018 repujado de ganas de vivir, de querer, de disfrutar, de conocer, de perdonar, de perdonarnos, de crecer, de querer y de querernos. Un año fantástico para amar. Tenemos una oportunidad única para hacer y construir para lo que jamás antes tuvimos las agallas de emprender. Un año fundamental en nuestra felicidad. Será el mejor año de nuestra vida si así lo peleamos. Un año para salir triunfante ahí fuera y pregonar lo maravillosa que puede ser la vida, a pesar de lo brusca que pueda llegar a ser, a pesar de los sinsabores que nos arroja a bocajarro para mantenernos vivos, despiertos. Le invito a que seamos pareja de baile en una pasión ensordecedora por comernos el mundo, sin comernos a nadie. Súbase a la barca de la ilusión, de la esperanza de los que nos negamos a tirar la toalla. La toalla para sentarnos en la playa para ver el mejor atardecer del mundo que contemplaremos en la arena única de nuestra costa sureña, del mejor Sur que es el de España (¡Viva!) con la mirada expectante como un niño embelesado de la creación que el Altísimo nos regala, gratis, para todos. Tenemos un año para hacer de nuestra vida un sallo y de nuestras obras el mejor antídoto para ser felices, plenos, para que nuestros ojos brillen sin atisbo de cansancio, con viso de alegría de vivir. Tenemos doce meses para luchar como los mejores guerreros, como jabatos, por poner nuestro granito de arena por hacer de este mundo un lugar idílico donde triunfen los valores, donde ganen los buenos y donde se conviertan los malos. El 2018 será un año de sumas y de borrar con goma las restas de nuestra existencia. Amar, crear, perdonar son verbos que cuanto más se practican más se tienen en el cajón de nuestras ilusiones. Son verbos que no se gastan con el uso, sino que crecen y amplían nuestra alma, nuestro ser hasta alcanzar otras esferas vitales. Súbase al tren de los locos por la vida. Súbase por amor de Dios, por lo que le dé la gana, pero súbase. Esta es mi convidada de este año que se despereza para convertirse en el escenario de la mejor obra, la mejor versión de nuestra vida. No será un año más, porque no vendremos de vuelta, sino de ida. Ni mil palabras más. ¡Salud y libertad!. ◉

Actualidad

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com