Cartas del director

¡¡¡Despertemos!!!

La imagino como a una niña que corretea, pese al frío del mes de todos los Santos, por las calles de inhóspitos adoquines y estrechas aceras, colmadas de prisas, sonriendo a cada una de las tempranas luces de la Pascua. Siempre sonriente a pesar del momento, no sólo decadente en cuanto a lo económico, sino por el momento de crisis de valores de una sociedad del todo vale. Se pierde entre bolsas de ilusiones y aroma a café y catálogos de cómodos pagos fraccionados. Sueña con el Día de Reyes, disfruta de la Inmaculada de tunas y cavas por Los Venerables, pero también de las migas y los potajes de zambombas de la Merced jerezana, en pleno centro sevillano, de nuestros bares más señeros. Como una niña que dibuja mundos en el vaho de cristales de escaparates del “rebajas anticipadas” y de cadenetas y luces de colores del “aquí no pasa ná”, aunque sí pasa. Así veo a Sevilla ahora. Estamos en el umbral de un tiempo de vigilia y preparación, ilusión y alegría, como esa niña sabe tener, cuando llega Algo Grande. Es momento de mirar hacia atrás y tomar nota precisamente para seguir hacia delante. Es el momento de hacer balance. Es una buena ocasión para remediar en cuanto estemos desviándonos de las grandezas del ser humano, cristianos o no. Tenemos la ocasión de ver qué podemos hacer por nuestro interior, nuestro entorno y, por qué no, por nuestra ciudad, no sólo por la ciudad de las promesas de unos y otros, sino por el espíritu de sus gentes, esa ciudad de las dos caras, esa ciudad que no avanza espiritualmente del “yo le conozco, yo le critico” de la hojana de La Habana sevillana, para empezar a querer ser grandes como grande es la ciudad que nos acuna. Dejemos la poltrona del acomodamiento. Seamos inconformistas y muy críticos, pero empecemos a serlo con nosotros mismos, que se nos olvida con frecuencia. Soñemos sin complejos una ciudad positiva, de grandes proyectos, de grandes ideas, de grandes bonanzas, por grandes personas, en definitiva, y, por ende, ciudadanos y vecinos, su alma.

Escaparate de Sevilla sale de nuevo para cumplir su promesa de acompañar a su ciudad un mes más, cuando contamos veintidós números y más de dos años de trabajo y satisfacciones. Estamos de celebración porque este proyecto, creado desde cero, empieza a dejar ver su genialidad y  su lado productivo, en lo personal y en lo profesional, tras el incansable esfuerzo de un equipo que lucha por poner su granito de arena, por no dormirse en una sociedad adormilada. La cara amable de la ciudad es la que llevamos en nuestros contenidos, la de proyectos que nacen, proyectos que se consolidan, otros que de momento sólo se presentan. Armonía, alegría, reuniones, ilusiones, presente y futuro, respetuosos con el pasado… eso llevan nuestras sesenta páginas de entretenimiento, diseñadas exclusivamente pensando en usted que nos está leyendo. Quiero aprovechar estas líneas para agradecerle a Cadena Cope el apoyo que nos ha brindado en todos los sentidos con el lanzamiento de nuestro programa “Escaparate de Sevilla” de la tarde de cada jueves, para dirigirnos a nuestros seguidores también desde las ondas, al tiempo que expreso mi más sólido apoyo a esta veterana cadena ante el ataque que está recibiendo, por tener el atrevimiento de ser libre, desde la dictadura del progresismo mal entendido del caciquismo de coches oficiales y café para todos (para todos los que “chupan del bote” me refiero). Dicho esto, sólo me queda agradecerle una vez más que nos tenga frente a usted, con el deseo de que pase un ratito agradable en nuestra compañía, disfrutando de nuestro trabajo, que de eso se trata.

 

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com