Cartas del director

2016 para volverse loco

Sin ser yo nada de eso hoy me he parado a pensar... Hoy me vuelvo a encontrar enamorado de la vida porque sin enamorarme creo casi que ni veo, ni hoy, ni quiero, ni nunca. El hombre lleva muchos siglos sordo porque no acaba de enterarse que la Esperanza, y más en este que es su mes y de nadie más, nace de nuestro corazón, de nuestras ganas, de nuestro interior y podemos verla en nuestras palabras, en nuestra rutina nada rutinaria como se ve en la mirada de niños y mayores, los de siempre y los de nunca, cada dieciocho de diciembre en el besamanos de La que quita los resfriados. Hoy quiero invitarle si tiene oídos a que escuche su interior. Sienta sus ganas de poderle la partida a tanta complejidad que nos hemos montado solitos. Hoy vuelvo a gozar con el sonido de las campanas que entran por mis ventanas y balcones como sólo en Roma y en Sevilla repican, diferentes. Celebre el frío que roza su cara al asomarse para ver la prisa de los demás. Si lo siente es porque está vivo. Saboree este nuevo día con el que ha sido premiado y sonría, porque sí y por más cosas que sólo usted sabrá y que a nadie le importan. Un sólo samaritano dejó en evidencia la falta de amor a todo un mundo. Un loco dijo que era redonda lo que hasta entonces era plana, avalado por los más reputados intelectuales. Otro loco, el mayor de todos los tiempos, quien cambió el curso de la humanidad rotundamente, murió voluntariamente por amor para reinar desde el trono de la cruz, siendo Rey de reyes, prometiendo una salvación entre los más miserables de su tiempo y delante de quien hiciese falta sin temblar en su verdad. Pese a tantas normas de marketing incumplidas por Su parte, a día de hoy seguimos sentándonos en una mesa celebrando su nacimiento. ¡Qué cosas! ¿Quién iba a decirlo dos mil y tantos años después? Sea valiente y desde su posición infinitamente minúscula al primero de los hombres no se deje llevar por la corriente. Luche sin descanso. Hoy será el día más maravilloso de su vida si quiere y, aunque le tomen por loco a usted también, engrose la lista de los que conquistaron este mundo. Todos tenían el tirito dado... Empezando por un por favor, un perdón y un gracias hasta lo más complejo y grandioso que el ser humano haya llegado a crear con su inteligencia única. Mi corazón clama a voz en grito aferrado a la vida como un Iphone con el tres por ciento de batería, parpadeando, con cobertura para una llamada más. El suyo también, no ensordezca metido en la bobina de tanto maquillaje, de tanto postizo, de tanto disfraz, de tanta fachada superflua de la realidad. Rompa con el valor de unos policías españoles en Kabul con todo lo que le sobre de esta vida por un ideal y sienta la Esperanza de vivir borracho de verdad. La Esperanza dura escuetamente toda la vida... Invierta sus energías en curar las heridas de su alma como buen veterano de guerra. Todos tenemos muertos en el camino, frustraciones, fracasos... Todos hemos fallado, faltado... Todos hemos sido alguna vez lo peorcito de nuestra casa. ¿Y qué? Todos alguna vez o algunas muchas veces hemos sido la peor versión de nosotros mismos pero por lo que más quiera no se dé por vencido. Hoy será ese día. El del antes y después. Perdóneme que le diga esto pero sin ser yo nada de eso hoy me he parado a pensar y me he encontrado una vez más enamorado de la vida, porque sin enamorarme creo casi que ni veo, ni hoy, ni quiero, ni nunca. Desenvolvemos un nuevo año, nuevo con olor a limpio, con el olor del primer azahar cuando aun nos acompaña el cardigan y cuando nuestra mente aun no ha superado el mes de las buenas intenciones, por mucho que se empeñe la calle Córdoba con sus incesantes chimeneas de incienso. Sin ser yo nada de eso una vez más me tomo la libertad de invitarle a coger este año por el talle y a llevárselo a su terreno, donde reside su felicidad. Una felicidad entendida como una serenidad, donde hay clara ausencia de miedos. Ni están ni se les espera. Amemos esta mañana, amémonos sin consuelo, amemos incluso a quien nos odie, pero amar nos debemos amar porque es lo menos con lo que podemos corresponder a esta vida que nos da una quincuagésima oportunidad con la Esperanza de ser la definitiva. Dele un sorbo a su taza de café recién hecho, calentito. Esa pócima casera que le espabila cada mañana y cierre los ojos para abrir su mente y para pensar que hoy será un gran día del que sólo usted y sus ganas serán responsables. Este año ya le digo yo que va a ser fantástico, porque queremos que sea así y así será, hombre que si será, seguro que será. Se lo juro por nada pero se lo prometo por todo lo que queremos que así sea. Este 16 que suma 7 será un año de dar las gracias porque gracias tiene siete letras y porque es un número mágico. Confíe en mí aunque no le parezca un pájaro de fiar. No pierde nada y no pierda nada más que lastres para alcanzar que éste sea el día y el año que tanto tiempo llevaba esperando. No sé si me explico. Feliz 2016 porque feliz es como quiero verle a la vuelta de la esquina, con la sonrisa puesta, aunque no le conozca de nada. Brindo por un 2016 para volverse loco. El mundo lo han cambiado valientes como usted, como el pelmazo de su vecino y como yo. Ahí fuera está para ser conquistado. Adelante...

Actualidad

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com