Cartas del director

Los días de la verdad

Despierta Sevilla, despierta y vístete de primavera. Despierta, acicálate y sal a la calle que han llegado tus días de Gloria. Días de noches estrelladas y luna llena. Días en los que lo humano y mundano se mezcla con lo divino con unas recetas pasadas de padres a hijos desde tiempos inmemoriales. Amanecen unos días de nerviosismo contenido, de emociones que unen nuestros mayores con nuestros niños, el pasado y el presente, pero que no se entenderían sin la fe en Dios y en Su Bendita Madre, de una forma familiar, cercana, íntima. En Sevilla se reza distinto como se vive y piensa distinto porque Sevilla es distinta. Aquí el Hijo de Dios es nuestro vecino y María nuestra vecina y consejera de diario, no sólo de los días grandes, también de los días chicos. Llama a nuestras puertas, a nuestras calles, la primavera, pidiendo la venia para que dé comienzo la Semana Santa, pero no olvide que con ella llama a voz en grito aquel Loco cuyo trono era una cruz, con corona de espinas y que decidió reinar entre los más pobres y perseguidos de La Tierra, Rey de las gentes sencillas. Él sigue siendo presente, más presente que nunca. Él es la verdad verdadera. Disfrute de la plástica de estos días. Goce del espectáculo de pasos y de bandas, de bordados y flores con velas rizadas, del andar de nuestros palios, del balcón y de la saeta, de la pavía de bacalao y de los garbanzos con espinaca, de la recogida en los barrios y de los silencios de ruán, pero no olvide la esencia que da sentido a toda esta maravilla, única en el mundo. El Hombre que lo revolucionó, el mayor revolucionario de todos los tiempos. Aquel que al nacer abrió paso a una nueva era de la Humanidad está más presente que nunca en todas las esferas sociales como hace más de dos mil años, incluso desde antes de nacer ya nos trajo un mensaje de Esperanza. Los cristianos no podemos ser tristes. Los que creemos y seguimos viviendo por aquel Loco tenemos que ser alegres, felices, plenos porque su mensaje es vida, amor, comprensión, generosidad. Dios es amor. Ponte,  Sevilla, tus mejores galas. Vístete de Domingo de Ramos para recibir en tus calles y, sobre todo, en tu corazón al Hombre que anduvo sobre la mar, al hijo del carpintero que echó del templo a los mercaderes, al que convirtió el agua en el mejor vino de las Bodas de Caná, al que se sentó con publicanos, amigo de una prostituta, el que lavaba los pies a sus amigos, al que resucitó muertos, al que dio la vista a Lázaro, el que curó a paralíticos y leprosos, al de la multiplicación del grano de trigo a los ocho años, al Rey de los Judíos. No dejes Sevilla que pase esta semana de vísperas de algodón y plata de puntillas por tu vida. Procura que sea un revulsivo en tu corazón y en tu mente. Que estos días te dejen sabor a torrijas y pestiños pero también sabor a conversión, a salvación, a sentir a Dios dentro de ti, en lo más profundo de tu ser, con tu condición débil, muy débil. Así es como nos creó el Dios que se hace presente en cada Eucaristía con el pan y el vino hecho carne y sangre divina y presente en cada segundo de nuestras vidas, incluso cuando ni nos percatamos de su presencia.  Levántate sevillano que ya es primavera. Despiertan los campos, se despejan los cielos para vestirse de azul, como el mejor pregón anunciador de los días de Gozo. Es el momento de pararse y pensar, dándole esquinazo a las prisas. Sevillano, este es el momento, sin renunciar a lo que los sentidos nos brinda, para acercarnos al Hijo de María, conocerlo más, identificarlo más. Podría hablarle de recorridos, de ensayos e igualás, del manido azahar y de las campanas de la Giralda, de mantos y túnicas bordadas, de revirás de ensueño y de sombras grabadas en adoquines de callejuelas y plazas, pero estaría ocupando este espacio para caer en letanías de tópicos. Es el tiempo de querer lo puro, la esencia, para siempre. Es el momento de proponérnoslo y de sentir a Dios en nuestras vidas. Que no le cuenten milongas, sevillano, llegan los días de la verdad.

 

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com