Cartas del director

Parafraseando cuatro siglos de actualidad

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor...” Cuatro siglos se cumplen desde que subiera al cielo de los grandes de nuestra Patria Miguel de Cervantes Saavedra y a día de hoy su legado intelectual sigue siendo de rabiosa actualidad y una de las banderas que con más orgullo podemos ondear a pecho descubierto todos los españoles. Sus moralejas espurreadas en sentencias de un loco insultantemente cuerdo y con unos valores humanos que siguen siendo aspiracionales para nuestra sociedad actual han removido las conciencias de generaciones de las distintas culturas a ambos lados de los cinco océanos del planeta. Miguel de Cervantes es uno de los grandes “Coaching” de todos los tiempos ahora que están tan de moda éstos. El ingenioso hidalgo nos enseñó que el amor junta los cetros con los cayados; la grandeza con la bajeza; hace posible lo imposible; iguala diferentes estados y viene a ser poderoso como la muerte. Su “ladran, cabalgamos” retrataba a una España del siglo XVII fiel copia de la misma nación del XXI que amamos y padecemos. Esa España como ésta, caldo de cultivo de esa envidia: “¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!”. Al bien hacer jamás le falta premio aseguraba el Caballero de la Triste Figura. El loco Quijote sabía de nutrición antes que existiesen los nutricionistas. Él fue quien sentenció: “Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago”. El hidalgo más famoso de todos los tiempos sabía lo importante que era pillarse un billetito de avión de vez en cuando para crecer personalmente. Lo supo antes de ser inventados estos artilugios. Suya era la frase: “ Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles”. Para los anales de la historia quedaron máximas como “Cada uno es artífice de su propia ventura”;  “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades” o “El mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero”... El majareta más cabal jamás conocido aseguraba que aún entre los demonios hay unos peores que otros, y entre muchos malos hombres suele haber alguno bueno. Supimos de su mano que el hacer bien a villanos era echar agua al mar, que se va a la plaza del nunca por la calle del ya voy, que un buen arrepentimiento es la mejor medicina que tienen las enfermedades del alma, que el valor reside en el término medio entre la cobardía y la temeridad y que el pudor es un encanto que duplica los encantos de la hermosura. Sancho Panza, por su parte, nos enseñó que la mejor salsa para aderezar las comidas es el hambre y la lealtad llevada hasta el último término y con su saber noble y sencillo nos arrojó de bruces encarnando como pocos elegidos valores como la fidelidad y la humildad, convirtiéndole en un escudero más señor que el primero de los señores. Hoy todos deberíamos querer ser Sanchos y Quijotes por tantos motivos como ediciones ha tenido esta novela burlesca de caballería para mayor gloria de nuestras letras. No quería pasar este mes de la efeméride “cervantiana” sin acudir en estas líneas a la fuente de este chiflado sensato que tanto bien nos hace a todos hoy día en un mundo verdaderamente de locos y de falta de valores. Su mensaje es un bálsamo en estos momentos de arriba a abajo de esta sociedad corrompida por falsos dioses. Nos muestra la gallardía de un hombre que a pesar de ver cosas irreales, no deja de ser valiente ni un segundo, siempre luchando por la justicia y los desamparados, mostrando la solidaridad del amigo que nunca falla, como es Panza, quien  aun a sabiendas que no obtendrá el gobierno que le promete su señor, lo acompaña hasta el final.  ¡Larga vida a Don Quijote de la Mancha! ¡Y a Sancho!

 

Actualidad

Lo más visto

Contacto

Dirección: Calle Chicarreros 7,
                 CP: 41004, Sevilla

Tel: 627 943 102

       954 229 631

Email: direccioncomercial@revistaescaparate.com

Website: http://www.revistaescaparate.com