Doctor Bartosz. Médico, padre, andaluz adoptivo, científico, cosmopolita, altruista…

Los secretos de la vida y éxitos del médico que marca tendencia en medicina estética y cirugía plástica en Sevilla y Andalucía. Director médico de las Clínicas Verkomed, actual referente en su sector. El Doctor Bartosz Kosmecki, últimamente en boca de todos gracias a sus múltiples premios y reconocimientos, nos permite hacerle algunas preguntas sobre su trabajo, vida privada, origen, sus pasiones, gustos y secretos de su éxito.

– Doctor, últimamente es uno de los médicos de la capital hispalense más destacados en el sector de la medicina y cirugía estética (su último premio “Andalucía Excelente” en la categoría de Medicina Estética y Cirugía Plástica reconoce a su equipo como el mejor en Andalucía), posee también el premio Europeo a la calidad e innovación de los tratamientos realizados en sus clínicas. ¿Estos reconocimientos le hacen sentirse más europeo, más andaluz, más sevillano o más polaco?

– Te diría que soy muy versátil, me adapto a todo en la vida, pero no solamente al sitio donde vivo, sino también a culturas y costumbres diferentes. Me siento europeo por la forma de vida que elegí, me encanta viajar y la riqueza cultural que tenemos en Europa. Me siento sevillano porque es una de las ciudades más encantadoras que conozco, sus callejones, edificios, el olor del azahar, partes de historia que encuentras en cada esquina, modernidad mezclada con clasicismo. También me siento andaluz porque me encanta el clima de aquí, el sol, las fiestas, el saber disfrutar de la vida y cada momento, la comida y lo más importante, la gente y su amabilidad. Polaco claro que soy de nacimiento, pero me parece que cada vez mi corazón es más del sur que del norte, aquí tengo a mi familia, mis amigos y mi trabajo.

– Teniendo tus orígenes en Polonia, ¿cómo te trajo la vida a abrir Clínicas de éxito en Sevilla?

– Pues se podría decir que son cosas de la vida las que han hecho que decidiera abrir mi primera clínica en Sevilla. En mi vida he viajado mucho, conocí muchas culturas y países, pero la casualidad me hizo encontrar a mi pareja en España, en Sevilla, asentándome y empezando a trabajar aquí.

– Entonces, la primera vez que llegaste a España de vacaciones, ¿te quedaste por casualidad?

No, la primera vez fue por un estudio clínico que estaba realizando para mi hospital, el Hospital Universitario Reina Sofía en Murcia. Se suponía que después de 3 meses de estudios volvería a mi antiguo puesto de trabajo, pero el destino me tenía preparada una estancia más duradera.

– Hablando de ti, ¿Cómo llegó tu pasión por este trabajo?

– La medicina estética al principio de mi carrera profesional, no era lo que es para mí a día de hoy. Siempre me he considerado un médico al que le ha gustado obtener resultados inmediatos, por ello, mi primera elección fue la cirugía. Todavía recuerdo pasar las consultas obligatorias para residentes de todas las especialidades en los centros de salud, sentado en una silla , rellenando recetas y mandando analíticas. La sensación de agobio que me producía un trabajo que era tan repetitivo y poco creativo. Después, gracias a mi antiguo jefe de cirugía y a su clínica, conocí la medicina estética en su mejor versión, su eficacia y rapidez en lograr lo que a mi más me gustaba, que es el resultado rápido, natural y la creatividad que suponía. Desde entonces me especialicé en técnicas poco invasivas y ambulatorias de medicina estética.

– ¿Ha cambiado mucho tu especialidad desde que empezaste?

– La medicina estética, desde que comencé, ha dado muchos giros. Por suerte, los antiguos rellenos de silicona liquida los conocí cuando ya se sabía que no eran los adecuados y que producían efectos adversos, por lo que no llegué a utilizarlos. Pero durante mis años de práctica clínica, ha cambiado totalmente el mundo de los rellenos de ácido hialurónico. Antes se utilizaba, únicamente , para dar volumen en el rostro y ahora sirven, además, para tensar, reposicionar los tejidos caídos de la cara, hidratar, estimular la producción del colágeno y elastina. Hoy por hoy, es una de las armas más grandes de mi trabajo diario. También el mundo de la maquinaría ha avanzado tanto, que ahora mismo, los antiguos peelings químicos los realizamos en casos muy puntuales. Contamos además, con que técnicas láser han revolucionado la medicina estética, siendo actualmente, una de las herramientas más potentes en nuestro trabajo.

– Y a nivel de tu vida personal, ¿cuál es tu principal ocupación?

– Pues mis niños. Carmen y Manuel han cambiado por completo mi vida. Estos dos ¨bichitos¨ han revolucionado mi vida más que el láser en la medicina estética (risa). Junto a mi pareja, decidimos ser padres, aunque bastante tarde, cuando ya nos encontrábamos con la vida acomodada, independiente y totalmente ordenada. A mí, como fanático de mi trabajo, el sábado ,por ejemplo, era el día en el que tenía que terminar las tareas que me habían quedado pendientes durante la semana. Ahora mismo, mi prioridad son ellos y pasar los fines de semana en familia. Es cierto que he tenido mucha suerte y gracias a mi pareja, no he tenido que sacrificar mi vida laboral por ellos, pero me han hecho ver muchas cosas que antes no veía. Ser padre es una labor diaria. La responsabilidad que supone enseñar a una persona, que es totalmente dependiente de ti, es un trabajo muy duro. Pero, a fin de cuentas, es algo tan gratificante que no supone mayor esfuerzo. Las sonrisas, besos y la frase “te quiero” , cuando no te la esperas ,no tienen precio.

– Y en tu tiempo libre ¿qué te gusta hacer?

– Pues disfrutar de mi familia, viajar, formarme y comer. La buena comida y los viajes son algunas de las cosas indispensable en mi vida. Me encanta la cocina tradicional y fusión, el rigor en la cocina moderna que hace de la cocina algo más que el mero hecho de comer, además de permitirnos experimentar. Compartir ese momento con tus familiares y allegados e intercambiar opiniones que van transcurriendo, que es de lo más me satisface. De igual modo viajar es mi pasión, me encanta descubrir nuevos lugares. También tengo la suerte de que, gracias a múltiples formaciones durante el año, que se realizan en diversos puntos de Europa o el mundo, estoy viajando con mayor frecuencia.

– Hablando de formaciones. Ser referente en tu sector, recibir premios como las clínicas más innovadoras en medicina estética y cirugía plástica necesita constante formación. ¿Es difícil seguir todas la novedades de tu sector? Los tratamientos más nuevos son los mejores, ¿verdad?

– Una formación continua es parte de la vida de todo buen profesional. Y más cuando estamos hablando de medicina. Estar al día en las novedades del mercado nos hace profesionales de calidad. Pero eso tampoco significa que lo último sea lo mejor. Innovar también puede ser saber utilizar las armas de las que ya disponemos de forma distinta o simplemente mejor. Las novedades en medicina hay que contrastarlas y comprobarlas. A mí, personalmente, me hace mucha gracia cuando, a mi consulta, llegan pacientes que dicen haberse realizado un tratamiento novedoso y que, el doctor o doctora, lo ha probado con él. Los tratamientos de medicina estética y cirugía plástica no se prueban a la carta como un “plato nuevo en el restaurante”. Los tratamientos los realizamos para mejorar nuestro aspecto y deberían ser personalizados, porquecada paciente es diferente y las realizaciones de los tratamientos tipo “pack” no me llegan a convencer.

– Bueno, cuéntanos ¿cuál es el secreto de las clínicas Verkomed? ¿Cómo ha conseguido tanto éxito en tan poco tiempo?

– Es muy fácil trabajar y hacer las cosas tal y cómo te gustaría que te las hicieran ti. Lo más importante es la sinceridad con el paciente que tenemos en frente. No provocar falsas expectativas. Usar productos de calidad, para que el resultados de los tratamientos sean de larga duración y máxima seguridad. Lo demás viene solo, cuando los pacientes ven que haces lo que te apasiona, lo haces bien y los resultados son satisfactorios, no hay nada más, la buena fama se desprende sola. A mi consulta, el 90% de los pacientes que vienen, lo hacen por recomendación de sus amigos o familiares. El éxito, simplemente, hay que trabajarlo día a día.

– ¿Y tus planes para el futuro?

– Actualmente estamos ampliando el equipo de las clínicas, formando nuevos profesionales y esta es ,ahora mismo, mi mayor preocupación. También estoy metido en dos estudios clínicos de nuevos tratamientos que aparentan ser muy interesantes. Aparte de todo esto, hemos inaugurado la Asociación Española de Medicina Estética y Cirugía Plástica contra las secuelas del cáncer. Un proyecto que estamos realizando, desde hace tiempo, junto con mis amigos abogados y mi compañera, cirujana plástica, la Dra. Marifé Prieto, que es una excelencia en su especialidad (con ella he compartido el último premio al mejor equipo de medicina y cirugía plástica), que tiene como objetivo, poder eliminar las secuelas del cáncer a personas carentes de recursos económicos, gracias a los tratamientos que realizamos en nuestras clínicas.