LA CASETA. Semana cultural con firmas de lujo.

La semana del 13 comenzó el 14 de octubre tras el puente patrio. Este mes tradicionalmente está cuajado de eventos sociales en Sevilla. Comencé asistiendo a la presentación de la nueva colección de gafas de Armani invitado por Sylvia Bobes de Visual Óptica (Pagés del Corro, 174) y convocado por Beatriz Hornado de Inspiring Brand. Blogueros y periodistas disfrutamos de un ambiente muy fresco y desenfadado para conocer de primera mano las nuevas propuestas de Armani. Todos nos vinimos con gafas de sol de regalo de vuelta. Una maravilla.

De allí me fui a toda prisa al Espacio Santa Clara que el Ayuntamiento de Sevilla a través del ICAS y la Delegación de Cultura ha restaurado y destinado para encuentro de artistas y de arte. En esta ocasión lo que nos reunía allí era la exposición El joven Velázquez que podrá visitarse hasta el quince de enero. Su comisario es el inconformista Benito Navarrete. Uno de esos locos por el arte que viven por él y por encima de sus intereses personales. Su periodo en Madrid cerca de las grandes obras de arte de todos los tiempos y su inagotable afán por empaparse de él lo sitúan como la apuesta cultural del alcalde Zoido en su equipo municipal. El director de proyectos culturales del Ayuntamiento de Sevilla comisaria una exposición en torno a la que un congreso de expertos venidos de todo el mundo analizan los primeros años del artista sevillano.

En el cóctel tuve ocasión de felicitar a María del Mar Sánchez Estrella, la delegada de Cultura y para mi gusto de lo mejor que tiene el alcalde con mando. No faltaron los Condes de Peñaflor, omnipresentes cuando de apoyar las causas benéficas y culturales se trata. Los Marqueses de Benamejí y Carmen Cobo, radiantes como siempre y con una sonrisa de oreja a oreja envidiada por todos. La pintora Cristina Ybarra me habló de sus planes con el Palacio de Puerto Carrero de la cordobesa Palma del Río. Junto a ella, su marido, Enrique Moreno de la Cova. Me pasé casi todo el cóctel con mi amigo y director de RTVE de Andalucía, Jerónimo Fernández Pachón. Prudente con todo lo que tiene que soportar a colación de su cargo con todos los que no manejan ahora la información en la televisión pública. Por cierto, me parece escandalosamente llamativa la imparcialidad no correspondida de este momento de TVE. Cuando lleguen otros espero lo mismo. Siempre fui queriendo algo iluso…

José Víctor Rodríguez Caro (Victorio & Lucchino) llegó con mi amiga la empresaria y arqueóloga Pilar Rodríguez Burgos. José Víctor me habló de la participación de su firma como invitados de honor en la primera semana de noviembre en la Lima Fashion Week. Sevilla en Perú. Están viviendo una recuperación ejemplar en cuanto al aspecto empresarial delicado que sufrían. En la mesa tienen proyectos que dan vértigo y que callarán muchas bocas, sobre todo de aquellos que no dudaron en levantar falsos rumores y augurarles los peores desenlaces. El tiempo pone a todos en su sitio. Victorio & Lucchino serán como siempre fueron y son los más grandes de Andalucía en el mundo de la Moda. Lo bueno está por llegar.

Pilar me habló de su aventura empresarial en la venta on line de antigüedades bajo la marca «En Pendant«, de la que soy ya fan y cliente empedernido. Me pareció súper amena la charla con la parlamentaria Carolina González Vigo y su marido. La subdelegada del Gobierno en Andalucía, Felisa Panadero, simpatiquísima con diestro y siniestro como siempre, no se perdió esta velada. El cóctel, servido por Catering Miguel Ángel, estuvo impecable y servido con la profesionalidad que caracteriza a la Casa en el fantástico patio de Santa Clara.

Joyería Suárez me invitó a un apetitoso desayuno de prensa en la tienda de El Corte Inglés de Nervión.

Su directora, Carmen Zarzuela, me riñó por no ir a sus convocatorias. En realidad cuentan con Escaparate para todo pero le encanta reñirme. Yo la adoro y creo que ella a mí también. Por la noche volví para la copa que daban en sociedad para presentar el primer reloj que conquistará a la nueva mujer del siglo XXI, «Imante«.

No faltó la gente guapa y el champán helado que sienta bien a todas horas. Allí estuve hablando de la vida con Pilar Burgos, directora de Loewe en Sevilla. Ella necesita un artículo a parte. Se entrenaba en la tienda mi amigo y relaciones públicas José Gamboa, a la sazón propietario de la firma de corbatas, corbatas de lazo y pañuelos «Malfi«. Gran acierto por parte de la Casa Joyera de Emiliano Suárez.

Me perdí la visita del Palacio de Santa Coloma que organizó mi amiga Lucía de León, presidenta de la Asociación de Amigos de los Parques y Jardines, guiada por Enrique Queralt. No pude llegar porque no tengo el don de ubicuidad que tiene Zoido a la exclusiva conferencia «Bulgari & El Cine» que impartió Fernando Romero, diplomado de la Royal Society of Arts de Londres y al posterior cóctel que se sirvió en la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría que preside la mecenas del arte Marquesa de Méritos, primera mujer presidenta desde que fundara la Institución el mismísimo Murillo. Me convidaba a esto Adela Andrada-Vanderwilde. Algún día hablaré de lo que hizo su abuelo por el Pueblo Judío en plena persecución nazi siendo embajador de España. De película. Me consta que fue un éxito el acto. Rematando la semana estaba invitado por mi amigo Antonio Carrión en Córdoba al XLIII Campeonato de España de Doma Vaquera con un programa súper apetecible pero le di prioridad a un cumpleaños familiar de dos grandes personas que darían todo por mí, mi hermano y mi cuñado Manolo que es otro hermano no de sangre.

No me aburrí como leerá… La semana que viene le hago otro repasito de mi semana para entretenerle cinco minutos largos cuando usted no tenga nada mejor que hacer. Mientras tanto sea feliz todo lo que le dejen porque la vida es hoy.