Paloma Lago. Modelo y presentadora de televisión. “Si volviera a nacer querría ser la madre de mi hijo”

Siente una gran atracción por Italia y su hijo es su mayor logro vital. La presentadora y modelo gallega Paloma Lago es un icono de la pequeña pantalla de España. Admira a Obama y se confiesa maniática de la puntualidad y el perfeccionismo. Montaba a caballo desde niña con su padre y la familia es su pequeña patria. Discreta de condición y satisfecha en su actitud por lo alcanzado nos dedica esta agradable entrevista en su última visita a la capital andaluza.

¿Cómo era Paloma en su más tierna infancia?

Bueno yo he sido siempre muy deportista, muy deportista. Mi padre trajo un caballo por primera vez a casa cuando yo tenía ocho años y mis hermanos, somos cinco, yo soy la pequeña, así que bueno allí entró en casa la pasión de todos, que nos ha acompañado hasta el día de hoy. Yo daba paseos a caballo con mi padre con doce años de tres horas por el monte y la verdad es que bueno, esa ha sido mi pasión desde pequeña, he sido siempre una persona deportista, muy familiar y muy tradicional.

¿Quién es Paloma Lago?

Buenos pues soy una profesional muy responsable, me encanta mi trabajo. Me apasiona el mundo de la moda, el mundo de la comunicación. Soy madre de un chico del que me siento increíblemente orgullosa, soy una buena amiga y, bueno, soy una persona que conservo mucha ilusión al día de hoy y después de llevar muchos años en esta profesión, porque empecé con diecisiete y yo conservo la ilusión intacta, las ganas de hacer proyectos y cosas nuevas nunca, nunca me faltan, y es por eso que yo creo que voy evolucionando siempre hacia adelante, ¿no? Nunca me he quedado estancada.

¿Qué papel juega la Fe en su vida?

Bueno pues la fe como tal por ser una persona muy tradicional y muy familiar me acompaña siempre. Yo cuando cojo un vuelo hago la señal de la cruz y rezo, me encomiendo mucho y me encomiendo porque bueno considero que estamos acompañados de algo que está siempre ahí para cuidar de nosotros.

¿Qué es lo que más orgullosa la he hecho sentir en su vida? ¿Cuál ha sido su mayor logro vital?

Por supuesto, lo que más orgullosa la maternidad, o sea el haber tenido a mi hijo ha sido la experiencia más impactante y más profunda, y humana que puedo llegar a tener jamás. Y por supuesto, a nivel profesional haber llegado a cotas espectaculares considero de gran responsabilidad, ¿no? Cuando yo he presentado por ejemplo las campanadas del cambio de siglo o de la entrada de España en el Euro eran trece millones de personas las que estaban viéndonos en España ¿no? Y en el canal internacional pues imagínate, eso es algo que creo que queda grabado en tu mente para siempre, la responsabilidad, el momento único e histórico.

¿Es la mujer que quiso ser?

Sí, sí, por supuesto. No soy de las personas que dice que no me arrepiento de nada, porque yo creo que sí que hay momentos en la vida que por impulso puedes llegar a hacer cosas que si te dieran un minuto de tiempo para pensarlas las harías a lo mejor de otra manera, ¿no? Pero bueno, sí considero que puedo estar feliz y satisfecha con eso.

¿Qué le han enseñado más los éxitos o los fracasos?

A mí los éxitos me encantan (risas). Los fracasos son un rollo con los que deberíamos pasar página cuanto antes para salir airosos de ello, creo que no pasa nada los fracasos son lógicos, no puedes tener una vida llena de triunfos todo el tiempo, ¿no? Pero bueno, en el fondo somos humanos y tropezamos dos y tres veces en la misma piedra pero no pasa nada.

¿Cuales son sus proyectos profesionales actualmente?

Soy imagen de la firma Pesavento. Es una firma de joyas italiana que tiene un proyección increíble. Fuera de España es una marca líder en Italia y en el resto del mundo. En España acaba de introducirse, abriendo su primera joyería en Vigo y ahora continuarán el resto de las aperturas y las inauguraciones en diferentes ciudades. Es un proyecto que me encanta, es algo que desde verano me considero muy afortunada por representar esta marca, y luego soy embajadora de marcas de belleza, de moda e incluso de alimentación de Adamo, productos gourmet italianos también. No sé tengo algo allí en Italia, un imán que me lleva a tener muchos proyectos allí, pero bueno no hago más que presentar convenciones, entregas de premios, festivales de cine, vengo de presentar una subasta en la Eurostar Tower en Madrid, no dejo de hacer cosas, estoy constantemente viajando.

¿Cómo ve España?

Pues España la veo, la veo pues consolidando una etapa muy muy muy complicada, o sea saliendo ya de esa situación que nos atenazó a todos durante mucho tiempo y que bueno a medida de ir pasando por los baches que hemos pasado y recuperando la confianza que habíamos perdido todos, pues hemos conseguido uniendo fuerzas respirar, y yo lo noto muchísimo en mi profesión. En el último año ha dado un subidón en todos los aspectos ¿no? Eso quiere decir, que hemos ganado la confianza que habíamos perdido y ya iba siendo hora.

¿Podría contarme algún secreto que nunca haya contado antes?

Pues si tengo algún secreto que no he contado se me ha olvidado, porque yo soy de las que enseguida ¿sabes? (risas) los guardo en una cajita.

¿Un libro?

Podría decir El Alquimista, por ejemplo.

¿Un color?

El blanco.

¿Un lugar?

Galicia.

¿Una ciudad?

New York, quiero volver.

¿Un personaje histórico?

No es histórico, porque está vivo, pero considero que a mí me ha dejado muchísima huella: Barak Obama, y creo que es un líder del que nos deberíamos nutrir mucho para el equilibrio de nuestra nación.

¿Una manía?

¿Una manía? El orden, bueno a ver tengo varias: el orden, la puntualidad, la perfección en mi trabajo, soy bastante perfeccionista.

¿Una frase?

Si volviera a nacer querría ser la madre de mi hijo (risas).

Texto: Beltrán de las Cuevas
Fotos: Aníbal González

 

Deja tu comentario