Por las callejuelas con Carmen Delso

 
Carmen Delso

Artista

Si no existiese habría que inventarla. Es una artista fuera de serie. Cuando nació rompieron el molde para que fuese única e irrepetible. En Sevilla a día de hoy significa mucho. Muchísimo más que un look ochentero renovado con un aire gótico flamenco que convive en una armonía asombrosa. Es cantante, DJ… Ella es artista. Un poco de Carmen es mucha tela del telón. En su Sala Obbio cobija la modernidad que vive en Sevilla. Respetuosa con la identidad y las costumbres de nuestra ciudad, a la que ama profundamente, le da una vuelta de tuerca a la película. Ella es libertad, modernidad, copla y una canción leñera. Hablar con ella de música es hablar con una enciclopedia musical. Divertida, culta, inteligente y con genio no deja a nadie indiferente. Una artista de raza, de pensamiento, palabra, obra y omisión. Se llama Carmen Delso del Corral pero en los carteles se anuncia como Carmen Hierbabuena. ¡Toda vuestra!

¿Quién es Carmen Delso del Corral?

Carmen Delso del Corral es una mujer sevillana, de una familia tradicional. Mi padre es médico, mi madre enfermera. Estudié en Las Exclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Fui una niña que siempre quiso ser artista. A los siete años entré en la academia de baile de Adelita Domingo. A los nueve empecé en la Academia de Danza Española. Entonces no había conservatorio en Sevilla y me iba a examinar a Córdoba y posteriormente a Málaga. Luego me dediqué a una vida un poco más familiar. Estuve actuando en Madrid. Conocí a mi marido, Miguel Ángel Muñoz. Me casé. Formé mi familia. Y gracias a Nacho Canut y Mario Vaquerizo que me redescubrieron empecé un nuevo rumbo, porque me llevaron de gira una temporada con Fangoria con Operación Vodevil. Hasta que pude retomar mi carrera artística. Fui grabando unas canciones que para mi sorpresa tuvo una gran acogida hasta el disco que acabo de grabar y hasta lo que soy hoy, DJ Carmen Hierbabuena.

¿Quién es Carmen Hierbabuena?

Es realmente el fruto de muchos años de preparación hasta el momento que conozco a Mario Vaquerizo y a Nacho Canut. Hasta ahí como DJ´s. Pero yo tenía algo más que expresar. No quería limitarme a unos platos de música. Decidí apostar por un género nuevo o que no se estaba haciendo: el flamenco pop. Es un género con un poco más de modernidad y vanguardia que la copla y ya grabé mi primer sencillo. Desde ahí ha ido todo sobre la marcha. ¡No me quitéis el cenicero! (Risas).

Eres DJ , cantante, haces shows… ¿con qué te sientes más a gusto?

Actuando. Haciendo mis shows. DJ te ves un poco más limitada. Soy DJ Set que es ese tipo de artista que pincha y que acompaña con algo de show.

¿Qué es para ti la libertad?

Yo. Yo soy libertad. Desde pequeña he sido libertad.

Vivimos tiempos revueltos, con nuevas fuerzas emergentes, algo está cambiando en el panorama nacional…

¿Estamos viviendo unos nuevos años ochenta?

En mi sala Obbio sí. Ahí se respira años ochenta. En Sevilla la modernidad ha encontrado en Obbio un sitio donde estar. Ya no te hablo sólo de la modernidad estética, sino de la modernidad psicológica que es la realmente importante. Vivimos días de cambios pero esto es cíclico y necesario para reciclarnos y sentirnos vivos. No podemos estar estancados ni acomodados en ningún sentido. Hay muchas personas clásicas que son muy modernos de mente y en Sevilla con Obbio hemos conseguido una removida.

¿Qué es ser moderno?

Ser moderno es ser libre. Estar abierto a experimentar. No vivir sometido al sentido del ridículo. Estar seguro con lo que crees y haces y ver la vida sin tabúes. El moderno se expresa como quiere. Te iba a decir como le da la gana… Bueno, al final lo he dicho… (Risas).

Tienes una discografía muy importante en casa y unos conocimientos musicales muy a tener en cuenta.

¿Qué géneros te gustan además del Pop?

Me gusta mucho el flamenco. Muchísimo. Me gusta mucho  Remedios Amaya, Montse Cortés, Niña Pastori, Camarón me ha encantado siempre. También me gusta la música gótica, concretamente un grupo que se llama Lacrimosa. Y la copla… Me encanta la Copla desde pequeña. Me encanta desde el cuplé. Me encanta Amalia Molina, sevillana, la pionera  que lanzó la copla. Ella fue la que aflamencó el cuplé, origen de la copla. Antes que Estrellita Castro y todas las demás.

¿Con quién te gustaría compartir escenario?

¡Con Alaska! Con mi madrina artística que es ella.

¿Y de los que ya no están?

Compartir escenario no, compartir pasarela con Alexander Mac Queen…

¿Qué es para ti la música?

Una parte muy importante de mi vida. Es la banda sonora de mi vida.

¿Qué es para ti Sevilla?

Todo. Para mi Sevilla es todo. Es mi origen, mi esencia… yo soy Sevilla.

¿Has tenido muchos problemas por ser una sevillana atípica?

En absoluto. Aunque hay veces que al principio ha habido gente que sí se ha podido reír de mí, cuando me han conocido han visto a una sevillana que respeta sus tradiciones y que forme parte de ellas o no las respeta muchísimo. Me gusta fomentar las costumbres y señas de mi ciudad y de mi tierra, Andalucía, allí por donde he ido. Problemas los han podido tener aquellos que han tenido una mente muy corta y no han sabido ampliar su mente y apostar por algo diferente. A día de hoy me siento muy querida en sectores de Sevilla que antes para algunos era impensable.

Trabajaste en su día en la tienda de recuerdos de la Hermandad de Los Gitanos, ¿qué papel juega la fe en tu vida?

Yo soy a día de hoy hermana de Los Gitanos. Mi hija y yo. Yo creo en Dios y en el amor. Gracias al amor he conseguido todo lo que tengo en mi vida. Ya lo dijo un Papa: Dios es amor.

¿En qué tipo de personas confías para tu equipo?

En personas leales. Desde que empecé como cantante he tenido muchos desengaños con muchas personas y eso me ha ayudado a valorar las que me tenían y mantienen lealtad. Sobre todo confío en personas leales que sólo el tiempo te las hace identificar. Tú de eso además sabes un poco como yo… (risas).

¿Cómo es tu día a día?

Me levanto entre las dos y las cuatro de la tarde. Almuerzo porque nunca me da tiempo desayunar. Repaso la agenda. Estoy tranquila en casa. Ensayo. También hago las cosas de mi casa, porque me gusta hacerlas yo para controlarlo todo. No por las joyas que tengo, sino por toda la bisutería carísima que tengo (risas). Por la noche me gusta disfrutar de mis amigos, de una cena, de mi trabajo si ese día tengo algún compromiso, sino me quedo en casa escuchando música… Los domingos me encanta ir al Vips a leer revistas, merendar mi croisant french con amigos o sola pero no falto un domingo. Yo soy muy independiente. Sola estoy feliz. Soy feliz con levantarme cada mañana.

Hemos venido a hablar de tu disco…

(Risas) Mi disco Flamenca de día, gótica de noche es un disco muy variado con flamenco pop, con una versión moderna y un puntito gótico. Está hecho en dos partes. Acabo de sacar un single nuevo para el siguiente que se llama Una noche de amor que pienso que puede ser muy  eurovisivo… (risas) para un segundo disco que aun no tiene nombre. Va a ser moderno pero va a tener copla pop. Un poco de mi esencia. Tendrá también temas más cañeros…

¿Cuál es el secreto para que le gustes a gente muy progre y a gente muy conservadora como me consta le gustas?

El secreto es la educación y el respeto. Siempre he respetado y siempre he sido educada con todos.

¿Qué le inculcas a tu hija Miriam?

Unos valores muy simples pero muy importantes: El respeto, el amor y la entrega a los demás. Siempre. Siempre que le hagan algo mal le pido que ponga la otra mejilla y que la ponga hasta que no tenga más mejillas. He intentado criarla en el amor y lejos de rencor.

¿Cuáles son tus aspiraciones en la vida?

Que la gente me recuerde siempre con mucho cariño. Hoy en día tengo lo que quiero. Soy feliz y quiero que algún día se me recuerde con mucho cariño porque pude aportarle algo bonito a mi Sevilla.

¿Cómo te ves el día de mañana?

Me veo como una viejecita muy «pintorrequeada» (risas). Con mis amigos. Que me saquen en el carrito y me lleven a La Campana a merendar (risas).

¿Por qué crees que eres un icono para los homosexuales?

Porque ellos ven que yo no tengo prejuicio de ningún tipo como no quiero que los tengan conmigo cuando salgo a la calle como me da la gana, con catorce mil complementos. Yo vivo mi día a día como un espectáculo. No juego ningún papel, yo soy así. Tenemos que quitarnos a estas alturas complejos antiguos de la cabeza y ser feliz que es o debe ser lo más importante para cualquier persona en esta vida.

Acaba de morir el socialista Pedro Zerolo, gran defensor en política de los derechos de los homosexuales. ¿Queda mucho por hacer?

Pues yo creo que sí. Una de las cosas que quiero decir como pregonera en Sevilla del Orgullo Gay de este año es que donde podemos resolver y conseguir todo lo que queda que resolver y conseguir en este tema es en la raíz, en la enseñanza. No sólo en la familia, en los colegios. En los centros educativos deberían impartirse unas clases, igual que antiguamente se impartían las de urbanidad, unas clases de moralidad o de libertad sexual.

Si no hubieses nacido artista, ¿qué hubieses sido?

Artista (sonríe).

¿Cómo consigues ser feliz?

Amando lo que tengo, lo mucho y lo poco. Nunca he envidiado nada. Para mí esa es la felicidad.

¿Qué te da miedo?

Morirme, como a todo el mundo (risas).

Morirse no entra en nuestros planes…

Desde luego que no (risas). He sido una persona que nunca he tenido miedo a nada. No vivo con miedo.

¿Eres perfeccionista?

Muchísimo. Demasiado (risas).

¿Y maniática?

No soy maniática, pero en mi casa tengo un cuadro de una foto de Santa Ángela de la Cruz de joven en su convento que me la regaló un anticuario y un cuadro mío liada en un capote. Todos los días cuando salgo de la salita, que es mi refugio, y me voy a dormir miro el cuadro de Santa Ángela, le pido por mi familia para que nos de mucha salud, para que nos proteja, y miro a mi cuadro que me da buen rollo y con eso me voy a dormir tranquila. Si eso es una manía soy maniática.

¿Fue Santa Ángela una moderna de su tiempo?

Súper moderna. Revolucionó lo establecido siendo buena persona y con una negación extrema a sí misma que le empujó a crear una propia orden de monjitas. Sus escritos con sus reflexiones, llenos de faltas de ortografía por mujer de condición sencilla que era, están considerados importantísimos dentro de la Iglesia Católica a la altura de los grandes padres de la Fe Católica. Eso es de una persona moderna, con otra visión, por encima de lo establecido en su época. Santa Ángela fue muy grande siendo muy chica de estatura.

¿Qué es para ti la belleza?

La belleza es para mí muy importante, pero no me refiero a la belleza frívola. Contemplar un simple geranio. Me refiero a la belleza de la vida. Una tarde bonita.

¿Te gusta la cocina?

¡La detesto! Le tengo alergia… (risas).

¿Pero cuál es tu plato favorito?

Me da igual, mientras me lo hagan (risas).

¿Un color?

El negro.

¿Una ciudad?

Sevilla.

¿Un lugar?

Madrid.

¿Una frase?

A Sevilla no hay que nombrarla, hay que sentirla.

¿Un personaje histórico?

Tengo varios. Me encanta el emperador Carlos I de España y V de Alemania.

¿Una palabra?

Amor.

Te quiero.

Y yo a ti.

Deja tu comentario